El verano supone la llegada de los turistas, y la estación del mes en las que los comercios consiguen aumentar el volumen de sus ventas. Siendo así no es de extrañar que se puedan ver como muchas tiendas comienzan a trabajar en sus escaparates.

Hay que buscar ideas muy originales

El escaparate es el principal reclamo de un comercio para poder atraer a sus clientes, y por ello no es de extrañar que se trabajen en escaparates originales con el fin de poder captar la atención de cuánto más clientes mejor.

No obstante, ¿cuáles suelen ser las mejores tendencias? La que destaca sobre todo es el crear un escaparte temático, que represente algún tipo de tema. Por ejemplo, en verano lo mejor es que el escaparte dé a los compradores un golpe de aire fresco, que les llame a entrar en su interior. Suele haber muy poca libertad si el comercio no tiene que ver con el mundo de la moda, pero no es imposible crear una relación entre el tipo de producto y la estación del año en lo que se encuentra.

Lo que más se busca es destacar un producto sobre otros. Por norma general, los más modernos suelen ser los que tienen un aspecto más llamativo en los escaparates, pero también se intenta que estos no eclipsen a otros productos que podrían considerarse como “productos estrella” porque son los más vendidos de la tienda. La iluminación es importante, aunque es algo que los comerciantes aseguran que es complicado, puesto que hay que asegurar que sea la justa y necesaria para que llame la atención de todos los compradores.

Sorprender es lo que más se busca, ya que esto es lo que capta la atención de los clientes potenciales. Por ejemplo, jugando con formas, colores, iluminación y decoración se puede conseguir algo llamativo y vistoso, como el colocar un muñeco leyendo un libro tumbado en una hamaca en la playa. Una inversión que muchos catalogarían de costosa, pero que bien vale la pena con el fin de llamar la atención de los clientes.

Por supuesto, es muy importante programar un calendario de escaparates. No se puede mantener el mismo formato durante más de dos meses, porque entonces deja de ser entretenido para los clientes. Hay que buscar la forma de que haya temas para el escaparate a lo largo de todo el año, y siempre habrá una excusa  para renovarlo como la llegada de unas nuevas fiestas, rebajas o la aparición de nuevos productos… Recuerda, el escaparatismo es muy importante para hacer crecer un negocio.

Dejar respuesta