Imagen cortesía de: lapatilla.com

El gobierno de Venezuela este miércoles celebró la reducción de la producción que anunció la OPEP (organización de países exportadores de petróleo), esperando que están medida suba el precio del crudo y de esta manera aliviar la crisis que está viviendo el país. La OPEP dijo que el acuerdo es histórico, y lo que busca es equilibrar el mercado y de esa manera ayudar a que aumente el precio del barril.

En dicho esfuerzo también va a participar Venezuela, que tendrá que bajar su producción en 95,000 barriles de crudo diarios hasta llegar a una cifra que quedará por debajo de los 2 millones. Arabia producirá 486,000 barriles menos.

Según Eulogio del Pino, ministro de petróleo de Venezuela, el mercado esta más abastecido de lo que debería por lo tanto la idea es drenar los inventarios para de esta manera, lograr que se estabilicen los precios y sacar del mercado de países OPEP y no OPEP unos 2.000.000 de barriles diarios.

La oferta tiene la culpa

Según la OPEP la caída del precio del petróleo (que se estima en un 50% a partir de 2014) se debe, más que todo, al exceso de oferta, algo que están tratando de controlar. Los 14 países que son miembros de la OPEP tienen un conjunto el 78% de las reservas de crudo que hay en el planeta y generan un 40% del petróleo que se comercializa en el mercado mundial.

Venezuela, ya ha visto significativamente reducida la producción debido a los problemas de la compañía PDVSA asociados a la crisis del país, uno de los países que más estuvo de acuerdo con la reducción de la producción. Y compondrá el Comité monetario que va a revisar la implementación de dicho acuerdo, que entrará en vigencia desde el 1 de enero de 2017 y que por los momentos será válido por seis meses. Pocos minutos después del anuncio, el precio del crudo internacional aumentó en un 9% y superó los $50.

Sin embargo el profesor de economía venezolano y experto en mercados energéticos, Ramón Key, considera que será contraproducente el hecho de que Venezuela vaya a tener que reducir la producción de crudo.

El ministro Eulogio dijo que esperan que seis meses el barril tenga un precio estable de unos $70, aunque primero hay que esperar a que los precios aumente. Luego se tendrá que ver cuánto y cómo se ve beneficiado Venezuela, que está atravesando una crisis grave debido a que posee la mayor inflación del mundo y por si fuera poco, escasez de servicios básicos.

La base de la economía de Venezuela es el ingreso del petróleo, ya que con esto importa la gran mayoría de los productos, por ello la caída de los precios del crudo es una de las causas principales de la crisis que afronta en este momento Venezuela, por eso el gobierno espera que lo que se acordó en Viena le ayude.

Dejar respuesta