En Kenia el agua es un bien escaso, eso es evidente, de esta forma no es común que los hoteles de menos de cuatro estrellas dispongan de piscinas para el disfrute de sus clientes, si bien es cierto que podemos encontrar piscinas en muchos hoteles de rango inferior es muy probable que no estén debidamente sanitizadas o que los sistemas de tratamiento de aguas sean deficientes. Las piscinas no escasean en Kenia únicamente por que sean caras de mantener, sino que, debido a las altas temperaturas, hay muchas zonas donde tener acumulaciones de agua tiene una consecuencia bastante desagradable para los clientes: el aumento de los mosquitos.

piscina Kenia

Por ello, si para usted es requisito indispensable poder disfrutar de baños durante su estancia en el hotel le aconsejamos que contacte directamente con la recepción del mismo antes de reservar plaza, ya que muchas veces podemos encontrar fotos de hoteles con piscinas que en la actualidad han sido sustituidas por otro tipo de servicio tal como un restaurante al aire libre o zona de actividades varias. Además, muchos de los hoteles que tienen piscinas cargan un plus que no está incluido en el precio de la habitación, debido al alto coste de mantenimiento que genera una piscina en el ambiente cálido de Kenia.

Una vez encuentre un hotel con piscina también queremos advertirle que es bastante común que estas tengan cubiertas para piscinas y que estén cerradas durante muchas horas diurnas, justamente para evitar el evaporamiento del agua y preservar en agua en las mejores condiciones posibles, así como dar horas de descanso para que los filtros y el cloro actúen, evitando la formación de larvas de mosquito.

Por todos estos motivos, si quiere realmente disfrutar del lujo de una buena piscina en Kenia, opte por hoteles de cuatro estrellas o superior, infórmese directamente hablando con la recepción del hotel de los horarios de la piscina y pregunte si es un servicio incluido o tiene que pagarse por separado.