Imagen cortesía de: /www.24horas.cl

Sin duda alguna la muerte de Fidel abre nuevos horizontes para todos los cubanos. No solo aquellos que tuvieron que permanecer en la isla sino para los que tuvieron que salir de ella.

Mejorar las condiciones de vida y recuperar la libertad es el deseo de millones de cubanos y esto se evidencia no solo con la muerte del líder revolucionario, si no con los viajes del presidente Obama y del Papa Francisco a la isla.

Millones de cubanos en el extranjero

Para miles de cubanos donde su libertad les fue negada, se vieron en la necesidad de escapar de esa cuba castrista sin sentir ningún consuelo al saber que su cuba querida quedaba en manos de una persona que solo luchaba por desafiar al llamado “imperio norteamericano” en lugar de buscar, desarrollar y mejorar no solo las libertades individuales de los cubanos sino además mejorar la calidad de vida de la población.

Con tristeza millones de cubano solo obtuvieron del socialismo escasez y mucha pobreza.

Oportunidades perdidas para mejorar la situación fueron muchas y una de ellas fue la disposición de Europa de ayudar a restablecer la democracia de forma pacífica, sabiendo que dicho proceso debía ser poco a poco con una transición continua pero el régimen cubano nunca deseo superar las exigencias del respeto a las libertades individuales y a los derechos humanos.

Para Fidel Europa y Estados Unidos solo buscaban eliminar la revolución reimplantando el capitalismo.

Pero con la muerte de Fidel vislumbra un nuevo horizonte con la posibilidad real de recuperar la tan ansiada libertad, que para muchos cubanos en un tiempo solo fue un sueño, además de mejorar las condiciones de vida.

El viaje del papa en septiembre de 2015, el viaje del presidente Obama en marzo de 2016 y la muerte de Fidel así lo demuestran.

Ahora será Donald Trump que marque la historia de cuba, finalizando el bloqueo, llevando más allá las relaciones internacionales con avances en el comercio y cultura de ambas naciones.

Dejar respuesta