¿Eres de a los que les gusta viajar en invierno? ¿O quizás buscas los mejores lugares para ir en otoño? Sea como sea, siempre hay que ir bien preparado, porque el otoño supone la bajada de temperaturas, además de la pronta llegada del invierno.

Hay que viajar bien preparado

Irse de viaje está bien, pero la gente es muy descuidada cuando sale de vacaciones. En verano es normal las quemaduras por los rayos del sol o los golpes de calor, pero, en invierno, no es extraño regresa a casa con un buen catarro encima o empezar a incubar la gripe. Por este motivo, cuando se sale de viaje es importante ir bien preparado.

Si por ejemplo vas a ir a Madrid, el frío es más seco, por lo que no necesitas una ropa que abrigue tanto que si fueras a la costa, como por ejemplo Valencia, que el frío es más húmedo. En el caso de alquilar un piso o un apartamento para esa semana de vacaciones, ¿por qué no ir bien equipado con unas buenas sábanas? Si eres una persona muy friolera, pero que no le gusta estar cubierto por varias capas de sábanas, lo mejor es llevar contigo edredones de la marca Reig Marti, así tú y tu familia estaréis bien protegidos por la noche.

Al viajar también es muy importante la alimentación. Comer productos calientes está muy bien, y es lo típico durante estas fechas. Pero en ocasiones es un craso error. No hay que abusar de alimentos como el cocido o cualquier otro alimento con caldo. Esto solo hace que la temperatura de tu cuerpo aumente, y con ello, una vez que recuperes tu temperatura corporal habitual notarás que tienes más frío.

Este invierno habrán millones de desplazamientos, por lo que es mejor ir bien preparado para afrontar las bajas temperaturas. Eso sí, hay que recordar que por muy bien que venga la calefacción del vehículo, no es buena abusar de ella, especialmente cuando se va a realizar un trayecto largo.

Dejar respuesta