Imagen cortesía de: cdn.proceso.com.mx

Una denuncia presentada ante las autoridades detalla como cinco hombres ingresaron de forma ilegal a la redacción y robaron una computadora personal propiedad de la periodista Carmen Aristegui que contenía información de carácter confidencial sobre ciertas investigaciones que llevaba en curso.

La periodista ganadora del Premio Knight fue víctima de un robo en su propia oficina e información confidencial es robada en el proceso.

La periodista mexicana fue víctima de un robo cuando cinco hombres irrumpieron de manera violenta en su oficina y se llevaron varios objetos además de realizar destrozos por todo el inmueble.

Las cámaras de seguridad del lugar dejaron en evidencia como destrozaron la puerta, para ingresar de manera abrupta a las oficinas de la periodista llevándose las pertenencias.

De acuerdo con la información suministrada por la periodista ingresaron a su oficina llevándose consigo una computadora portátil que contenía información confidencial y de investigación especial que la periodista llevaba en curso.

La denuncia efectuada ante las autoridades pertinentes menciona como el vigilante del edificio fue drogado por dos mujeres que también estarían vinculadas al robo.Aunque en la oficina había números objetos de valor, solo se llevaron un reloj, una caja de herramientas y la computadora portátil.

Los documentos robados eran confidenciales

La periodista mexica Carmen Aristegui indica que el objetivo principal del robo fue su computadora portátil que contenía todas las investigaciones en curso que efectuaba, ya que en la oficina había más objetos de valor que no fueron de interés de los maleantes. Los documentos privados que se encontraban en la computadora portátil fueron filtrados en medios mexicanos haciéndolos públicos. No es la primera vez los malhechores intentan meterse en la oficina de la periodista.

La Información confidencial es robada de la oficina de la periodista a plena luz del día, realizando destrozos y lastimando a los vigilantes de las oficinas.

Dejar respuesta