Imagen cortesía de: lapatilla.com

Para nadie es un secreto que ejercer la medicina en Venezuela se ha vuelto una tarea titánica ya que la inflación, escasez e inseguridad han hecho que los médicos venezolanos no puedan desarrollar su profesión de manera eficiente.

Los pacientes se quejan por no poder encontrar los tratamientos prescritos o de poder encontrarlo los altos costos hacen imposible su compra e incluso algunos pacientes han muerto en la espera de algún medicamento que es vital para mantener su enfermedad en control.

A esto se suma el cambio en sus horarios de atención al paciente por miedo a ser víctimas de la inseguridad además de manifestar que su sueldo no alcanza para vivir de manera digna y acorde a su noble profesión.

Médicos venezolanos preocupados por el país

Todos y cada uno de los médicos venezolanos padecen del desabastecimiento que afecta no solo los a ellos si no a sus pacientes, sobre todo aquellos que viven con una enfermedad que requieren de un tratamiento continuo y de por vida.

Tanto los insumos médicos como los medicamentos están siendo afectados por el desabastecimiento en todo el país.

La medicina en Venezuela se encuentra en estado crítico, rayando en el colapso generalizado y creando en la población venezolana una preocupación a niveles nunca antes vistos en el país.

Hasta las enfermedades más sencillas generan en los médicos venezolanos una preocupación, puesto que se ha vuelto una verdadera tragedia poder atender cualquier enfermedad debido a la falta de ellos.

El pan de cada día  de los médicos venezolanos es ver pacientes morir por no disponer de los recursos necesarios.

Sin lugar a dudas para los médicos venezolanos se ha convertido en una preocupación generalizada lo que está ocurriendo en el país, ya que ejercer la medicina en Venezuela se ha convertido en una labor difícil de realizar llevando a muchos médicos a pensar en la posibilidad de emigrar a otros países con mayores oportunidades.

Dejar respuesta