Todos los meses en los hogares españoles se marcan el mismo objetivo: ahorrar dinero. No obstante, no es tan fácil conseguirlo cuando hay tantas tentaciones en el exterior. Aún así, si que existen una serie de pautas que ayudan a ahorrar bastante dinero.

Ahorrar es fácil si se sabe cómo

Uno de los mayores gastos en los hogares españoles, que es la que se lleva la mayor parte del presupuesto mensual, es la compra de comida. Por supuesto, ahorrar no significa pasar hambre ni tampoco que se compren productos de mala calidad, no.

Para ahorrar en la comida se puede dividir la compra en dos compras al mes. Esto evitará que se vaya cada día al supermercado y se tengan tentaciones de comprar cosas que en verdad no se necesitan. Después, aprovechar ofertas de 3×2 o comprar productos que estén a punto de caducar ayuda a ahorrar bastante dinero.

La ropa es otro gasto que se lleva gran parte del presupuesto familiar. Muchos se esperan a la llegada de las rebajas para comprar lo que necesitan. No obstante, ¿y si de pronto se rompen las zapatillas? ¿Y si se necesitan nuevas camisetas porque las viejas están ya para tirar? Pues hay que tener paciencia y buscar una tienda que ofrezca precios atractivos. No solo para la ropa, también para los accesorios como bolsos, collares o diademas. En la red se pueden encontrar centenares de tiendas con precios muy atractivos para muchos productos.

En el ocio también se gasta una importante cantidad de dinero. No tiene nada de malo salir a divertirse, pero cuando sales de fiesta el español se gasta de media unos 30 euros cada fin de semana al mes. Por lo que hay que reducir las salidas a una única vez al mes. Si se quiere ir al cine, hay que ir en los horarios en los que las películas sean más baratas o aprovechar las promociones que lanzan. Para leer, se puede apostar por los Ebooks, puesto que los libros electrónicos son más baratos que los físicos.

Si se tiene coche, hay que intentar usarlo lo menos posible. Muchas personas se ven obligados a usarlo por el trabajo, al tener que irse a otra ciudad, pero si el trabajo está en la misma ciudad, ¿por qué usar el coche pudiendo coger el autobús o el metro en los casos que los haya? O ir andando hasta los lugares y luego volverse en autobús. La gasolina volvió a subir y se convertirá en un gasto importante para muchos conductores.

La subida de la luz también va a afectar seriamente el presupuesto de los hogares españoles. Por ello, ¿qué alternativas hay para ahorrar? La primera es desconectar los aparatos que no tengan porque estar conectados a la corriente; la televisión, los ordenadores, el microondas… Poner la lavadora a partir de las 10 de la noche también ayuda a ahorrar, y evitar usar en todo lo posible la secadora, puesto que representa un 30% del consumo eléctrico de un hogar medio.

Con todas estas pautas es posible ahorrarse cercad el 25% del presupuesto mensual. Una forma fantástica de conseguir unos ahorros extra para emergencias o para hacer un viaje familiar.

Dejar respuesta